Posteado por: Aeris DJ | agosto 5, 2007

Noche de alabanza en el Gimnasio de la USMA

Debo empezar escribiendo que la experiencia vivida este sábado 4 de agosto ha sido para mí una única y sin paralelo; no tengo base de referencia con qué compararla. ¿A qué se deben estas primeras líneas? Bueno, en primer lugar nunca había experimentado una noche de alabanza en la cual hubiera tan amplio uso de tecnologías audiovisuales. Había un proyector y pantalla presentando un apoyo a los cantos, y las letras de los mismos. En segundo lugar, tampoco había sido partícipe de una noche de alabanza en la cual hubiera “tiendas” donde uno podía permanecer en constante oración a la Virgen, o bien desprenderse y ofrecerle algo al Señor. Fue muy agradable poder ver la sinceridad de las personas, y cómo esos muros en donde se liberaban aquellos rencores guardados y aquellas necesidades profundamente guardadas en el corazón.

El programa se cumplió a cabalidad y sin contratiempos, o por lo menos si los hubo, no eran visibles para el público. Mis felicitaciones al comité organizador. Con respecto a la presentación del evento, en primer lugar evangelizó Charlie del Cid. No puedo emitir mayores comentarios, ya que para la hora en la que llegué él había concluido su presentación. Luego evangelizó Sal Solo, quien era traducido por Charlie del Cid. Sin embargo debo señalar que habla muy bien español y sus cantos eran algo refrescante y diferente a la imagen tradicional que muchos cristianos tienen con respecto a la forma de manifestar alabanzas al Señor. Con el uso de una ibook (para el que tenga poco conocimiento, esta es una computadora portátil de marca Apple) para el control de las imágenes audiovisuales, y una guitarra eléctrica moderna acompañando su voz, Sal Solo brindó una presentación muy atrayente a un público joven (no solo de edad sino también de espíritu).

En tercer lugar se presentó el padre Juan Andrés, colombiano, un sacerdote con solo cinco años en el oficio y de apenas 31 años de edad. Fue en verdad un momento muy especial aquel en el cual hablara sobre el perdón y liberarse de cualquier rencor que pudiera llevarse por dentro contra cualquiera que pudiera haberlo ofendido a uno. Finalmente, la noche culminó con la celebración de la Eucaristía.

El único inconveniente que hubo en la presentación fueron unos cuantos desperfectos en el audio, hubo algo de retroalimentación por parte de los micrófonos. Pero por lo demás, fue una experiencia excelente y que sé fue del agrado de todos los que estuvimos presentes. Esperamos se pueda repetir esta experiencia, y que podamos contar con la participación de más feligreses. Aquellos que no pudieron asistir en esta oportunidad, los invito a asistir a futuras alabanzas. Lo único que se pierde es la pereza y el temor a expresar el amor que podamos sentir por nuestro Creador y su Madre.

 

Alabanza alabanza alabanza
alabanza alabanza alabanza
alabanza alabanza alabanza

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: